INICIO » Gays

Acosado y seducido (4)


  • 6
  • 33.236
  • 9,25 (4 Val.)
  • 0

Poco después llegaba yo a la octava planta y al salir del ascensor y mirar hacia la derecha vi una puerta entreabierta en el departamento del fondo del pasillo… Me acerqué nervioso y entonces apareció ella, la señora Chela…

Su aspecto me intimidó, era alta y robusta, de cabello negro peinado con rodete, rostro de facciones marcadas y una mirada penetrante, vestía una blusa blanca, una pollera negra por debajo de las rodillas y calzaba zapatos negros con cordones… Su mirada me recorrió lentamente de pies a cabeza… Después se hizo a un lado y me ordenó: -Entrá, nene, ¿así que vos sos el putito?

De tan avergonzado no supe qué decir y ella agregó: -Me vas a venir bien, esto es grande y estaba necesitando una sirvientita que me ayude…

Yo seguía mudo y ella entonces me ordenó que la siguiera para mostrarme todo el departamento…

Me llevó a través del living, con muebles de estilo, varios cuadros en las paredes y un ventanal con un cortinado de voile a través del cual se podía ver el balcón que daba a la calle, después al dormitorio con una cama de dos plazas, una mesita de noche y un amplio placard que ocupaba toda la pared derecha; me mostro después el cuarto de huéspedes y la pieza de servicio que ella ocupaba; luego la amplia cocina y el baño y ahí me dijo con tono burlón: -Es grande el departamento ¿eh?... Vas a tener para divertirte, putito, y ahora seguime que te voy a dar tu uniforme…

-¿Uni… uniforme?

-¡QUE ME SIGAS, DIJE! –y la seguí, atemorizado por su grito…

Fuimos al cuarto de servicio y allí me ordenó desnudarme mientras sacaba una prenda de ropa del placard y la dejaba sobre la cama… Me daba mucha vergüenza exhibirme desnudo ante ella y por eso vacilé… Entonces, con un movimiento veloz, me cruzó la cara de una bofetada que me hizo saltar las lágrimas…

-¿Me vas a obedecer o querés más, putito de mierda?

-No… No, señora Chela, no me… no me pegue más, me… me desnudo…

-Ah, muy bien, veo que vas entendiendo, nene…

Avergonzado, con las mejillas ardiendo, me quité la ropa…

-Mmmhhh, con razón el señor Trovatto está tan caliente con vos, tenés muy lindo cuerpito… -dijo y lentamente comenzó a girar alrededor de mí…

-Lindas piernas y caderas, linda cinturita… ¡Hermoso culo!...Y demás lampiño… ¡Muy bien! –dictaminó y después volvió a pararse enfrente…

-Bueno, ponete el uniforme… -me ordenó señalando la prenda sobre la cama…

La tomé y al desplegarla vi que se trataba de un vestido azul, de mangas cortas, abotonado por delante, con cinturón de la misma tela y vivos blancos en las mangas y las solapas… “¡Un vestido de mucama!” –me dije y mi ánimo osciló entre la vergüenza y el morbo…

-Vamos, nene, ponete el uniforme y a trabajar… -me lo puse y ella me fue guiando e indicándome el trabajo en cada uno de los ambientes, después de que en la amplia cocina abrí un armario blanco rectangular donde estaban todos los elementos y productos, escoba, escobillón, palita de plástico, envases con limpiadores, lavandina…

-Agarrá la escoba y la pala, lo primero que vas a hacer es barrer todo el departamento… -y lo hice seguido por ella, que iba supervisando mi tarea… De pronto, cuando estábamos en el living, sonó el teléfono:

-Sí, hola, señor...

-Sí, lo tengo trabajando... Está barriendo el living…

-Sí, por ahora se porta bien, mañereó un poco al principio pero le di una buena bofetada y se amansó…

-Es muy lindo, sí, parece una nena de tan lindo…

-Calcule un par de horas, señor…

-Perfecto, señor, a esa hora se lo tendré bañadito y perfumado…

-Muy bien… Ah, y lo felicito por la conquista, señor, jejeje…

Después del diálogo, que me avergonzó y excitó, seguí con mi trabajo por todo el departamento vigilado por la señora Chela, que cada tanto me apuraba con un par de chirlos, un nuevo y morboso placer que me hizo descubrir…

-Vamos, putito, vamos… ¡rápido!... –me urgía después de las palmadas…

Por fin terminé y entonces la señora Chela hizo que me quitara el vestido y me llevó al baño…

-Vas a darte una ducha, sirvientita, para que recibas al señor bien limpito… -me dijo y cuando caía el agua caliente debí meterme en la bañera y obedecer su orden…

Me secó ella con un toallón blanco y mientras lo hacía siguió con los elogios de mi figura:

-Tenés un cuerpo increíble, putito… No pensé que en un chico fueran posibles estas piernas, estas caderas, esta cintura tan alta y fina… ¡Este culo!...

Yo la escuchaba en silencio, excitado por sus palabras y por el vigor con que manejaba el toallón por todo mi cuerpo…

Bueno, ahora al living a esperar al señor Trovatto… -y una vez allí me ordenó pararme cerca de la puerta, tras la cual había un corto pasillo que comunicaba con la entrada al departamento…

Mi nuevo rol de sirvientita y los modos dominantes y severos de la señora Chela me tenían hirviendo de calentura y con un fuerte deseo de ser usado por Mi Señor…

Él llegó poco después, impecablemente trajeado de azul, con corbata verde y camisa blanca, me ordenó que me arrodillara con las manos atrás y sin apoyar las nalgas en los talones… Saludó a la señora Chela con un beso en la mejilla y le dijo:

-¿Así que se portó bien la putita?

-Sí, es una buena sirvienta…

-¿Se ganó un premio entonces?

-Yo diría que sí, señor Trovatto…

-Me alegro, porque tengo muchas ganas de darle verga…

-Puedo mirar, ¿cierto?

-Claro que sí, Chela, y vos, putito, arrodíllate que me la vas a chupar…

-Ay, sí, Mi Señor… dije y me arrodillé ansioso mientras él se bajaba el pantalón y el calzoncillo…

No hizo falta ninguna orden, porque era tal mi deseo de mamar esa verga que me prendí inmediatamente a ese hermoso biberón… La señora Chela, sentada junto a nosotros, me elogiaba con entusiasmo:

-¡Qué bien la chupás, nene! ¡sos putito hasta la médula!... Mire, señor Trovatto, se la mete toda en la boca…

-Sí, nunca tuve un putito mejor que éste…

Semejante elogio hizo que me entusiasmara todavía más con la tarea a la vez que deseaba intensamente que Mi Señor se corriera y me llenara por fin la boca con su deliciosa leche…

¡Y por fin explotó entre fuertes jadeos mientras me aferraba por el pelo con las dos manos!

-Tra… tragá, putito… ¡Tragá todo!... –me ordenó y claro que tragué hasta la última gota de ese delicioso néctar…

-¡Qué hermosura de escena, señor Trovatto! –se exaltó la señora Chela y preguntó con tono ansioso:

-¿Le va a dar por el culo también?

-Claro, Chela, en cuanto me… me reponga se la… se la meto hasta los huevos…

-¿Quiere recostarse un rato?

-Sí, me tiendo un rato en el sofá…

Y mientras Mi Señor reponía fuerzas después de desvestirse por completo la señora Chela abandonó el living y volvió poco después con un pote…

-Traje crema, señor Trovatto…

-Ah, muy bien, Chela, estás en todo, jejeje… ¿Así que te viene bien la sirvientita?

-¡Claro!... La voy a tener todos los días, ¿cierto?

-Claro que sí, de dos a ocho y a esa hora el nene se va para su casa… Vive con los papis… Y no te olvides de tenérmelo a rienda corta, Chela, lo quiero mansito y obediente…

-Despreocúpese ¿Y usted va a venir todos los días, señor?

-No creo que pueda, por el trabajo, ¿sabés?, pero día por medio seguro…

Siguieron hablando un poco más conmigo de rodillas, con la cabeza gacha y las manos atrás, como el buen sumiso que soy, hasta que Mi Señor se incorporó y vino hacia mí…

-Ponémela dura, Jorgito…

-Sí, Mi Señor… -y empecé a sobarla, a besarla y a lamerla mientras con la otra mano me ocupaba de los huevos…

Pronto la verga de Mi Señor estuvo bien dura y erecta, lista para ser engullida por mi hambriento culo…

(Continuará)

(9,25)

Online porn video at mobile phone


cuentosrelatos commaduros vergudosrelatos erroticosincesto real mexicotodos relatosrelatos eroticos swingersrelatos eroticos dominacionrelatos heroticos gayrelatos gay recientesrelatos eroticos la mama de mi amigohistorias erotismos audiohistorias eroticas lesbicasrelatos eroticos romanticosrelatos eroticos incestorelatos eroticos hijastratodos los relatos eroticosrelatos de sexo oralrelatos eroticos pdfrelatos eroticos milfimagenes hornyporno erotico gratisrelatos eroticos para hombressenoras maduras infielesrelatos eroticos con madurostodos los relatos eroticosrelatos candentesrelatos eroticos sin tabuesrelatos erocticosrelatos eroticos nudismoporno de parodiasrelatos erotiosrelatos eroticos compadreporno nicaraguarelatos eroticos videosrelatos eroticos los mejorescortorelatosrelatos eroticsrelatos de mujeres casadas infielesxxx relatos eroticosmis relatospornotodos los relatos eroticosrelatos gay incestorelatos mi esposarelatos xxx incestosexo historiassexo con mujeres adultashistorias de incestorelayos eroticossexo relatorelatos eroticos con mi tiorelatos eroticos con mi sobrinahistorias eroticas gayreltos eroticosrelatos sexo gayrelatos eroticos habladosrelatos eroticos con viejoshistorias lesbicasrelatos casadas infielesrelatos eroticos dfrelatos eroticos contados por mujeresrelatos de dominacionrelatos eroticscuento relatos eroticossexo relatorelatos eroticos comadrerelatos eroticos de vecinasrelatos cortos de incestorelatos eroticos para hombresrelatos eroticos 2017relatos milfrelatos de piesrelatos eroticos lesbicosrelatos eroticos gay incestorelatos eroticos de insestorelatos eroticos con mi hijocuentos eroticosrelatos de incesto gayrelatos eroticos padre hijarelatos eroticos gay padre e hijorelatos eroticos escuelarelatos eroticos infielesporno erotico gratishistorias de sexo pornorelatos eroticos mi cunadorelatos eroticos nene gayporno en chilevouyeristasrelatos eroticos con fotosrelatos eroticos tu mejor maestrarelatos amor filial gratisporno mexico 2017cuentos cachondosrelatos porno maduras