INICIO » Sexo Virtual

Inesperada conversación por Whatsapp con mi ex


  • 5
  • 7.546
  • 9,60 (15 Val.)
  • 1

Después de un año de Erasmus en Boston había conseguido trabajo en un pequeño pueblo en el estado de Indiana. El sueldo es mucho más atractivo que en España y me permitía pagar el máster que había cursado y ahorrar dinero. Este trabajo suponía un buen impulso para mi carrera, aunque trabajaba mucho, asique durante un tiempo mi intención era progresar en el trabajo y ahorrar dinero para más adelante volver a España.

Ayer llegué a casa después de trabajar cuando oí que vibraba el móvil. Se trataba de un Whatsapp de mi ex. Estuvimos saliendo antes de que viniese a Estados Unidos y al principio continuamos, sin embargo, la distancia no es fácil y terminamos rompiendo.

Ella: No puedo dormir.

Yo: Es tarde en España, mañana trabajas.

Ella: Tengo frío en la cama. Cuando estabas aquí me pegaba a ti y te cogía el brazo para que me abrazases.

Yo: Sabes que no puedo arroparte.

Ella: Me hacía una bolita pegando el culo contra ti y apretando tu mano contra mi pecho… Siempre te ponías duro…

Empecé a sentir una presión en el pantalón. Ella vio que había leído el mensaje y que seguía conectado.

Ella: Empezabas a morderme el cuello y yo me removía como resistiéndome, pero lo que hacía era frotarme contra ti, me gustaba sentirte.

Ya no pude más y respondí.

Yo: Yo notaba como tus pezones se iban poniendo duros.

Ella: Tengo los pezones duros y estoy empezando a tener calor.

Y me pasó una foto con la camiseta del pijama tirada al lado de la cama.

Yo: Me gustaba acariciarte alrededor de los pezones que se marcasen bien y pellizcarte la punta.

Ella: Ummm, sí, me acabo de pellizcar, me tienes muy dura. Después me apretabas la teta con fuerza y deslizabas la otra debajo del camisón…

Yo: Siempre tenías las braguitas mojadas… pero te hacía esperar, te pasaba el dedo por las ingles mientras tú apretabas mi mano porque la querías sentir ahí…

Ella: Sí, me volvía loca sentir el roce de tu mano en mi sexo y sólo estaba deseando que posases tus dedos en mi clítoris.

Yo: Con la otra mano te sacaba el camisón…

Ella: Sentía tu calor en mi cuerpo un momento, tú siempre dormías sin pijama. Me giraba hacia ti y disfrutaba de la cara de lujuria que ponías al ver mi pecho desnudo.

Yo: No duraba mucho pues agarraba tu pecho desde abajo y me lo llevaba a la boca. Como me gustaba jugar con tus tetas, llenarme la boca con ellas, tocar tu pezón con mi lengua…

Ella: Eso me ponía muy cachonda, cada vez que sentía tu lengua en mi pezón solo podía pensar en sentir tu pene con mi lengua.

Yo: Me mordías el cuello y empezabas a bajar muy lentamente, apretando tu sexo contra mi pierna y rozando tus pezones contra mi pecho. Me ponía mucho sentir tu humedad a lo largo de mi pierna a la vez que lo duro de tus pezones.

Ella: Umm, me encantaba el roce tu pierna en mientras bajaba y te iba pegando mordisquitos en el cuello, el pecho, la tripa… deseando llegar a tu miembro que sentía tan duro contra mis tetas. Pero yo bajaba lentamente disfrutando de hacerte sufrir, de sentir todo el deseo que tenías.

Yo: Sí, en esos momentos me moría de ganas de sentir tus labios. Sólo de recordarlo me estoy volviendo loco, llevo un rato que estoy escribiendo con una mano mientras pienso en ti.

Ella: Me pone mucho que estés pensando en mí mientras me toco. Tengo dos dedos que los estoy chupando como si fueses tú, mientras la otra mano está en la humedad de mi vagina…

Yo: Recuerdo cómo me la chupabas, alternando el metértela entera con jugar con la punta… Cuando me chupabas la puntita mientras me mirabas con esos ojos de cachonda, yo no podía más

Ella: Veía tu cara de placer y saber lo que era capaz de hacerte disfrutar y que en ese momento era lo que más deseabas en el mundo… Cuando ya no podías más ponía tu mano en mi cara y me empujabas suavemente hacia arriba. Pero a mí me gustaba llevarte al límite y no separaba mi lengua de ti.

Yo: Hasta que ya el deseo me volvía más primario, te giraba sin contemplaciones y bajaba para mi lengua se hundiese en tu humedad.

Ella: Siempre buscaba llevarte a ese punto, que sintieses un deseo animal, que todo tu cuerpo sólo pudiese pensar en compartir placer conmigo.

Yo: Eres lo único en lo que puedo pensar ahora mismo, en llevar mi lengua a tu clítoris mientras mis dedos exploran tu cueva. Concentrarme en darte placer mientras tus dedos se clavan en mi pelo…

Ella: Umm, abandonarme al placer y dejarte hacer.

Yo: Recorrer tus labios, tu clítoris, tu interior… Y saborearte mientras escucho como gimes y tu cuerpo se arquea para recibir el placer.

Ella: Hasta que te digo que quiero sentirte dentro de mí, mientras clavo con fuerza mis dedos en tu pelo...

Yo: Me gusta sentirte entregada y no paro de saborearte y tocarte, hasta que ya no puedes hablar, sólo gemir y empiezo a sentir tus espasmos.

Ella: Sí, haces que me corra de gusto… Y cuando ha terminado el orgasmo me das un beso en donde más me gusta.

Yo: Después te pones encima y tengo la mejor vista posible, tu pecho desnudo subiendo y bajando con una cara de excitación que son lo más sexy que se puede encontrar.

Ella: Tanto como ver tu cara de placer, sentir que soy yo quien te está haciendo disfrutar tanto.

Yo: Empezabas a marcar el ritmo, primero despacio, recuperándote del primer orgasmo, pero poco a poco ibas aumentando el ritmo.

Ella: Me agarrabas con deseo el culo y me acompañabas en el movimiento mientras iba aumentando el ritmo y me penetrabas al compás. Cada vez más rápido hasta que me apoyaba encima de ti y tú me embestías con un ritmo frenético.

Yo: Apoyabas tus tetas en mi pecho y tu boca quedaba junto a mi oreja, oyendo tus gritos mientras te llegaba el orgasmo. Después de eso sólo conseguía aguantar a que terminara tu orgasmo antes de correrme yo.

Yo: Me pones demasiado, me voy a correr.

Ella: Me vengo. Que te corras pensando en mí me pone mucho. Cuando vuelvas a España quiero jugar contigo.

Yo: Y yo hacerte gemir.

(9,60)

Online porn video at mobile phone


cuento relatos comrelatos madurasrelatos eroticos borrachaesposas adulteras mexicanasimcestohistorias de insestorelatos eroticos gay incestocuentos eroticos mexicanosrelatos sexisrelatos eroticos madre y hijosexi cuentosesposas muy adulterasrelatos eroticosrelatos eroticos de tangasincestuosa.comrelatos eroticos de gaysporno en mexicorelatos madurasrelatos eroticos de madre e hijotoforelatosrelatos eroticos infielsexo sin tabuelesbicosrelatos eroticos voz realrelatos porno amor filialrelatos eroticos de infidelidadrelatos eroticos mi primera vezincstoporno ciudad de mexicosexo maduras con jovenesrelatos eroticos de hermanosrelatos eroticos de incestorelatos porno gratisrelatos eroticos de esposas infielesrelatos porno eroticosrelatos eroticos con amigasrelatos eroticosrelatos eroticos marquezporno del dfcuentorelatos pornorelatos eroticos lesbicosrelatos sobrinarelato de incestoporno salvadorhistorias cuckoldsexo con una madurarelatos de fantasias sexualescuento relatos eroticosicestoscuentos de incestoaudio relatos eroticosrelatos eroticos gratiscuentos relatos eroticosrelatos madurasrelatos de mujeres casadas infielesrelato incestocuentos eroticosvecinas cogelonashistorias lesbianasrelatos eroticos cunadamadura buenisimamujeres voyeristasrelatos pormorelatos eroticos sdparevistas porno mexicanasrelatos pornorelatos eroticos mi esposasexo de maduras con jovenesrelatos eroticos no consentidoamor filial incestorelatos eroticos mamadasforo relatos eroticosrelatos eroticos de sexorelatos eroticos de infidelidadrelatos eroticos violacioneslesbicos