INICIO » Dominación

Juliana de sumisa (Cap. 2): Entrevista de trabajo


  • 6
  • 4.251
  • 7,60 (5 Val.)
  • 0

El domicilio donde había sido citada Juliana para realizar la entrevista era más que notorio que era una colonia de altos ingresos económicos, esto hizo que Juliana se sintiera como una basurita que no merecía ni pisar el suelo de ese lujoso lugar. Al llegar Juliana al sitio el portero no le permitía el acceso hasta que Juliana se acordó de la tarjeta de presentación, la cual en automático le dio acceso sin ningún impedimento.

El corazón de Juliana en esos momentos solo bombeaba nervios por no saber qué tipo de entrevista le esperaba, sin embargo ella continuó su camino, prácticamente todo su porvenir estaba sujeto al éxito o fracaso de Juliana en esa entrevista. Juliana estaba en espera cuando de pronto apareció una mujer de edad de entre 40 y 45 años la cual enseguida se presentó ante Juliana dándole la bienvenida. Carmen correspondió de la misma manera y anunciando que tenía una cita programada con Sara.

La mujer le suplicó amablemente le siguiera para así poder conducirla donde Sara esperaba pacientemente a Juliana. Sara le dio la bienvenida diciéndole que la esperaba y de inmediato le ofreció tomar asiento y pregunto si se le apetecía alguna bebida, Juliana agradeció y aceptó ya que hacía mucho calor en la calle. Sara de inmediato ordenó a la criada trajera dos bebidas a la brevedad; la señora agachó la mirada y enseguida se retiró para llevar las bebidas que le habían sido ordenadas.

Al retirarse la criada Juliana preguntó que tendría que hacer si aceptaba el puesto. Sara esbozó una sonrisa algo intimidante para responder. Te ofrezco una cantidad mensual para que ayudes a tus padres. Te mudarías a esta casa donde yo me haré cargo de tu alimentación, vestido y techo, el trabajo podrás compaginarlo con la escuela, y yo cubriré el pago de la colegiatura. Juliana preguntó y a cambio de darme todo esto que tendría que hacer.

Sara no pudo ser más directa y de golpe le dijo “serás mi asistente personal o mejor dicho mi sumisa para todo, desde limpiarme la nariz hasta masajear mis pies si es que así lo deseo”. Ahora que estás enterada de lo que conllevaría mi ayuda tú vas a decidir si retirarte ahora o quedarte pero eso sí de hacerlo estarás dando por asentado que aceptas mis términos, lo que si te advierto es que si te vas yo no doy segundas oportunidades. ¿ESTÁ CLARO?

Juliana no tenía para donde moverse, ya que por su situación económica actual es que Sara por el momento la tenía tomada del cuello prácticamente aprovechándose de la joven. Juliana se dio cuenta que no tenía para donde elegir, o aceptaba o no saldría del ahorcamiento económico de su familia, por lo que no tuvo más remedio que decir "SÍ, ESTÁ MUY CLARO AMA”.

Sara dijo excelente decisión, así que empieza por desnudarte ya que las sumisas no gozan del privilegio de cubrir con ropa su cuerpo, después tu deber es arrodillarte y lamerme los pies agradeciéndome la ayuda generosa que te doy. Juliana se quedó fría al escuchar la orden, pero no tuvo más opción que acatar y obedecer lamiendo los pies de su nueva Ama hasta que su nueva dueña se cansara.

Una vez que Sara consideró que ya era suficiente tiempo de estarle Juliana lamiéndole los pies, Sara le ordeno ponerse de pie, piernas bien abiertas y manos atrás. Juliana como su nueva perra obedeció al instante la orden de su Ama. Sara empezó a palpar todos y cada uno de los rincones del escandalosamente bello cuerpo de su nueva perra, Juliana tuvo que soportar le fueran palpadas sus bubis y examinados sus dos agujeros y así Sara comprobar si aún era virgen o ya tenía su kilometraje recorrido. Terminada la palpada de las bubis y examinar los agujeros, Sara ordenó a su perra que estando en la escuela podía vestir normalmente pero justo al cerrar la puerta de su nueva residencia debería desnudarse y siempre estar dispuesta para lo que ordenara, deseara o dispusiera su Ama en el momento deseado., para hablar deberás pedir permiso, el demás tiempo permanecerás en total y absoluto silencio, de rodillas o en adoración siempre delante mío ¿dudas perrita? Juliana respondió NINGUNA Ama, HA SIDO MUY CLARA EXPLICANDOME MIS NUEVAS OBLIGACIONES.

Sara hizo sonar una campanilla con la cual hacía presentarse y arrodillar al momento a su otra perra, llegando besó los pies de su Ama preguntando que se le ofrecía a su Majestad, Sara ordenó traer el inalámbrico, apenas Sara dio la orden ya estaba en sus manos el inalámbrico el cual se le dio a Juliana para que llamara a sus padres y dijera que había encontrado trabajo de asistente pero de manera permanente desde ese momento, que podría seguir estudiando pero estando viviendo con su nueva jefa. Juliana obedeció de inmediato acatando lo que su nueva Ama ordenaba. Una vez notificados los padres, le fue quitado el inalámbrico y así evitar dar más detalles innecesarios a los padres de Juliana.

Sara preguntó a su nueva perra si había tenido Ama anteriormente, Juliana respondió diciendo ser novata en ese estilo de vida.

Sara respondió eso está muy bien, así te podré moldear para atender todas mis necesidades, gustos y caprichos, así que empecemos. Sara tomó posesión de un sillón individual y enseguida se abrió de piernas y ordenó a su nueva perra que fuera a cuatro patas y dándole placer con la lengua en su sexo tenía que hacer que su Ama llegara a tener varios orgasmos en menos de diez minutos. Juliana entendió que debía dejar de lado sus gustos que hasta el día anterior había tenido y que ahora sus inclinaciones sexuales iban a ser marcadas por su nueva Ama, por lo que supo que debía afilar su lengua y empezar a lamer para así darle placer a su Majestad si es que deseaba evitar un severo castigo. Pronto su nueva Ama tuvo su primer orgasmo.

Juliana se sentía todo un cumulo de humillaciones que por el momento debía soportar por el bienestar económico de su familia hasta que encontrara la manera de librarse de ese nuevo mundo. Se sentía más que humillada primero al tener que estar desnuda y de rodillas, después caminar a cuatro patas dirigiéndose hacia su Ama y para terminar tener que lamerle su agujero, cosa que Juliana nunca había siquiera tenido que hacer para conseguir nada. No pudo caer más bajo, pero su situación era ahorcada por lo que tuvo que aguantar toda humillación que su dueña quisiera verla realizar. Curiosamente para Juliana al empezar a sacarle brillo al agujero de su dueña, esa humillación se transformó en excitación y calentura, al grado que Juliana sentía como poco a poco se iba humedeciendo ella también. Una vez terminada la tare de tragarse cada gota proveniente del agujero de su Ama, Sara hizo llamara a la otra perra para llevar a Juliana por el resto del día a la que desde ese momento sería su dormitorio, en pocas palabras, era una jaula de acero reforzado que impedía cualquier escape ya que la jaula tenía una cerradura biométrica que solo se abría con la huella de su Majestad o con un control remoto

(7,60)

Online porn video at mobile phone


relatos en el metrorelatos eroticos primasrelatos eroticos madre y hijoincestos nuevosrelatos eroticos incestosporno uruguayoaudio relatos eroticosrelatos eroticos filialrelatos lesbicosrelato pornorelatos eroticos infidelidadinsesto mexicoesposos bisexualescuentorelatosrelatos de esposasrelatos reales eroticosrelatos eroticos gay sin tabuesmaduras. comrelatos eroticos de inyeccionesrelatos eroticos de divorciadascuentos relatos eroticossexo de maduras con jovenesnarraciones sexualesrelatos eoticostodos los relatos eroticosrelatos sexulesporno mexicirelatos eroticos ilustradosrelatos eroticos madre e hijorelatos eroticos gaysrelatos eroticos escuelarelatos spdarelatos hombres gayrelatosincestorelatos eroticos insestorelatoseroticosrelatos eroticos maestracuentarelatos.comhistorias erotismos cortas pdfrelatoseroticosrelatos eroticos mi mujerme cojo a una madurarelatos eroticos embarazadarelatos eroticos gay.comrelatos dantesrelatos eroticos jugandorelatos eroticos 2017relatos sexo con madurosrelatos de incesto y amor filialrelatos eroticos tiasrelatos eroticos analesrelatos eroticos interracialrelatos de incesto madre e hijorelatos travestirelatos homosexualeshistorias ardientescasadas mexicanas infielesrelatos eroticos de familiasexo heterochacalitos calientesrelatos eroticos de viudasrelatos de incesto con fotosamor filiarrelatos eroticos mi mamasexo madurasrelatos eroticos de piesrelatos trios hmhrelatos eroticos cortos de incestorelatosxxrelatos transexualescuentarelatos.comrelatos eroticos infielrelatos eroticos primostodoreatosrelatos reales eroticosinfidelidad consentidarelatos sexrelatos eroticos pedofiliasexso maduras