INICIO » Intercambios

Así le regalé a mi amigo, mi novia


  • 13
  • 18.436
  • 7,76 (21 Val.)
  • 0

Voy a narrar lo que sucedió una noche, con la ayuda de mi amigo Juan Carlos, así perdí a mi novia, pero gané un novio. Excitante para mí todo esto que sucedió, espero les guste mi historia.

**********

Bueno, siempre he tenido mis momentos en la vida, y el ponerme ropa de chica en casa es cosa que desde niño hacía, soy un chavo normal, pero que varias veces a la semana siente esa necesidad de sentirse femenina, libre, y pues he salido por las noches vestido con pantalones de mezclilla de mujer, pegaditos, sandalias y digamos que muy "putito". Me gusta cómo me veo ya que soy delgado, de cara chica y mido 1.65, chaparrita je je, lo interesante es que ya lo he hecho en días normales y hasta me he ido al trabajo vestido así rarito. Esto ha hecho que me empiecen a etiquetar de "joto", pero pues lo he hecho por gusto. Acabo de terminar con mi novia, ya que aquí les contaré como estuvo esto que duró algunos días.

Llevábamos apenas 3 meses de ser novios y pues si la quería, pero más bien me atraía mucho por ser tan sexy, delgadita, chaparrita y bonita, además de muy fogosa, nos hallamos bien y al parecer todo iba bien, pero resulta que un amigo (de Facebook que le gustan los gays, las mujeres y los travestis) una vez me pidió que nos viéramos y lo vi. Me pidió que me trajera ropa de mujer y una foto de Itzel (mi novia) él no la conocía, pero así lo hice. Ya estando en el depa donde nos vimos me dijo «¿te animas a hacer algo loco?» le dije que sí. Ya le había hecho sexo oral antes, entonces me pidió que me pegara la foto de mi novia en la frente mientras se la chupaba... cuando terminó y se vino en la foto de Itzel y después me la restregó en la cara. Después de eso platicamos y me dijo «¿a poco no estaría bien un día cogérmela delante de ti?» y le dije... «¿por qué no?» je je (jugaba), pero se fue haciendo más grande la idea en mi cabeza hasta que empecé a armar el plan....

Un día fuimos a un cine Itzel y yo y me vestí muy afeminado con pantalón muy pegadito strech (de hecho, era de mujer), pero con una camisa larga que tapara un poco y con una camiseta muy gay... ella me dijo «oye te ves medio "rarito"» y nos reímos, le dije «es la moda» y bueno, así salimos y varias veces ella me hacía comentarios de mi ropa, pero lo que armé junto con Juan Carlos, mi amigo, fue lo siguiente y así lo hicimos:

Le dije a Itzel que iríamos a un bar con mi amigo Juan Carlos, que nos invitaba ya que hace mucho no nos veíamos y que quería que fuéramos los dos. Itzel dijo que estaba bien, le dije a Itzel que quizás después del antro nos íbamos a casa de Juan Carlos, a una ‘after party’, así que le dije «vete sexy». Y llegó el jueves que saldríamos, llegué a casa de Itzel y yo me había puesto un pantalón blanco, strech (de mujer), pero con blusa larga, se veía medio gay obvio y ella me dijo «¿por qué ese pantalón?» le dije «me gusta» y me dijo no lo conocía, le dije «ah es que hace mucho que no lo usaba» y traía una camisa larga, de manga larga y que tapaba mis pompis (para que no se notara tanto que era de mujer) pero abajo traía tangas blancas, para que se transparentan, pero con la blusa no se veía eso. me dijo «wherever, está bien, ok, aunque mmm…» fue todo lo que dijo.

Pero volvamos, llegué a pie y me dijo «¿y el carro?» le dije «Juan Carlos pasará por nosotros, mejor así evitamos el torito...» y dijo «¡claro!». Entonces pasó él por nosotros, pero desde ahí comenzó la odisea... Juan Carlos llegó, se bajó del auto y nos dijo:

—listos?

—¡sí! —respondimos.

—que Itzel se vaya adelante ¿no Albert?

—claro, está bien —dije yo.

—no Albert, vete tú con él —dijo ella.

—no, está bien es mejor tú, ándale —respondí yo.

Y se subió. Ella traía una minifalda negra y una blusa rosita hermosa con unas piedras pegadas, (Juan Carlos y yo ya habíamos hablado que así le íbamos a hacer... je je, pero me sorprendió porque hizo cosas que no estaban en el plan, que incluyó el solo, pero me gustaron). Bueno, ya en camino, Juan Carlos le dijo a Itzel:

—te ves guapísima.

Y ella, así como que se sonrojó y me volteó a ver, pero yo me hice el que no oí e iba volteando a ver la calle y le contestó ella:

—gracias.

Pues así íbamos charlando cuando dijo Juan Carlos;

—¡ah oigan Albert! invité a Luis, mi amigo, es mayatón, pero es a todo dar, es buen tipo.

—¿qué es mayatón? —preguntó Itzel.

—ah son los que les hacen el amor a los jotos, a los que les gustan los putitos o las travestis ja ja —contestó él. Se río y yo pensé: ¡eso no estaba en el plan! Pero me agradó la idea.

—está bien —dijo Itzel.

—¿cómo ves tú Albert? —me pregunta Juan Carlos.

—ay pues está bien… —le contesté.

Y fuimos a casa de este chavo Luis. Al llegar salió Luis, muy guapo, alto, de unos 28 años, muy fashion y se subió atrás sin dar chance de nada, entonces nos presentó a los dos con él y nos fuimos al bar.

Llegando al bar nos fuimos a una mesita de esas altas para 4 personas con sillas altas. Juan Carlos le sacó una silla a Itzel y ella se sentó, como muy natural todo estaba sucediendo ¡y Luis me sacó una silla a mí! je je y ella y yo sólo nos miramos. Yo me senté y dije, «gracias». Juan Carlos nos dijo «¿pedimos cervezas?» y todos dijimos que sí. Al cabo de unas dos cada quien, Juan Carlos empezaba a dar comienzos de su plan y empezó con comentarios... el primero fue «oigan, salud a todos, especialmente por Itzel que se ve hermosa» y ella me volteó a ver y yo esquivé la mirada y dije: «¡salud!» ella solo sonrió. A los minutos dijo Juan Carlos «oigan aquí hay unas bebidas para chicas muy ricas y están en promoción, ¿pedimos unas?» a lo que yo contesté «sí como ves Itzel» y ella dijo «¡claro!», entonces Juan Carlos dijo «ey mesero, dos de esas de piña y dos cervezas por favor...». Al llegar las bebidas le dio una a Itzel y otra a mí, y dijo «a ver qué tal a ver si les gustan...». Itzel se quedó un poco sorprendida, pero todavía estaba un poco sacada de onda, yo dije «mmm que rica a poco no se la probó» y me dijo «si mm está rica...» y yo «¡salud pues!».

Para esto Luis dijo «que buena onda son ustedes, la verdad salud por conocerlos» y me volteó a ver solo a mí. Para eso Juan Carlos estaba más cerca de Itzel y Luis de mí, así como en parejas, cosa que Itzel nunca dijo nada. Al cabo de más copas se vino lo bueno. Juan Carlos seguía brindando por Itzel y ella ya solo reía y decía gracias, en una de esas dijo Itzel «voy al baño» y Juan Carlos le dijo «yo te acompaño», ella le dijo «¡ok!» y se fueron. Para eso Luis me dijo «¿sabes? te ves muy, muy bien» y me tomó de la mano y me dijo «¿vamos a la barra?», yo le dije «vamos...».

Ahí platicamos más y me dio un agarrón de pompi, yo le pregunte entre tanta platica:

—oye Luis, ¿te dijo Juan Carlos que yo era gay o cómo? ¿tu sabías de este plan con mi novia verdad?

—ay nena, si se te ve a leguas que eres bien jotita y ¿sabes? tu novia está guapa, pero a mí me gustas tú.

Y aww créanme que me puse muy rojita... je je. Ya después de unos minutos regresamos a la mesa, ya estaban ahí ellos dos riendo y platicando, al llegar nosotros dijo Luis:

—un brindis por Albert y por Itzel que nos están haciendo la noche ¿verdad Juan Carlos?

—¡siii!! —dijo Juan Carlos.

—¡salud! —dijimos todos.

—y por la más bella de la noche... Itzel que se me hace una mujer muy sexy, guapa y que está buenísima —dijo Juan Carlos.

Itzel se me quedó viendo y yo la vi y sonreí (creo que ahí ella ya se había dado cuenta de todo) y Luis dijo:

—¡ah no! también salud por Albert que se ve súper bien también.

—¡salud!!!! –dijo Itzel.

Para eso yo empecé a medio bailar así sabrosón (era música electrónica) y Luis se me puso atrás y me empezó a repegar la verguita, así bien rico, obvio así leve y ya vi que Itzel me vio como diciendo, piche maricón ¿eso lo que querías verdad?? y entonces vi que Juan Carlos metió la mano abajo de la mesa y que ella solo hizo la cabeza para atrás, luego vi que se dieron la mano. En eso Juan Carlos ya más animado, me subió la blusa y ellos vieron que el pantalón estaba súper apretado y dejaba ver mi tanguita abajo... blanca, también ella hasta se hizo para adelante para verlo y dijo «¡ay no!!!! salud por Alberta» y se rio... Juan Carlos dijo «no es Alberta es Alby ja ja» y todos riéndose, yo también y Luis dijo «a mí me gusta como Mónica», y todos «salud por Mónica» y yo «¡salud!!». Y entonces, en eso me besó Luis ¡y ellos también se besaron!

Fue excitantee, ya de ahí todos contentos en parejas, y Luis me agarraba las nalguitas y hasta me puso así frente a él viéndonos a los ojos y yo dándole la espalda a Juan Carlos e Itzel y él me metió la mano abajo del pantalón blanco strech y me hizo a un lado la tanga y me dedeó. Sacaba el dedo y lo metía a mi bebida de piña y luego lo metía... Itzel y Juan Carlos veían y ellos se besaban. Juan Carlos se la sentó arriba y ella sólo me veía con cara de excitación... estuvimos todos felices. Al salir en el auto Juan Carlos le iba agarrando las piernas a Itzel, creo que la dedeó, pero yo estaba tan ocupada con la verga de Luis que no puse atención, se vino en mi cara ¿y que creen?

Luis dijo «awmmm la mejor nena que he conocido en meses» y yo llena de semen en la cara dije «ayyy Luis gracias papi». Volteó Itzel toda borracha y me dijo «¡ay Moni eres una perra!! y yo de pendeja que no veía eso estúpida ja ja» y me vio la cara llena de semen y me dijo «ay cabrona puta golosa y ya ¡ahhhh!!!». Suspiré y dejamos a Luis en su casa... rumbo a casa de Itzel me dijo ella «ahora mira esto pendeja» y le sacó la verga a Juan Carlos y se la empezó a chupar (eso nunca lo quiso hacer en el carro conmigo) y se la chupaba y me decía «estas si son vergas Mónica, ¡esta si es verga!!» y yo solo veía excitada, me dijo: «¿quieres?» y yo «¡sí! párate Juan Carlos vamos a un lado» y ella dijo: «ni madres perra, esta verga es mía, este si es un hombre, tu quédate con la de Luis o con otra, esta es mía y me encanta .. mmm» y la seguía chupando. En eso Juan Carlos ya jadeaba de la mamada que ella le estaba poniendo... yo sólo los veía y ella me volteaba a ver (yo no me había limpiado el semen) sólo miraba... ella dijo: «y yo que andaba con un puto de novia, ay no, que desastre pinche Mónica, no sabía ¡no sabíaaaaaa!! Mmm, pero gracias por hacerme conocer el cielo mmm» y chupaba...

Luego lo besaba y yo bien excitada y me decía de nuevo, «perra, eres una cabrona puta y bien jotaa, a ver qué día vas a mi casa vestida ¡y me limpias la casa culera!!». Créanme que me excitaba a morir todo eso... en eso ¡él se vino en su cara!!! y ella me dijo «mira amor... ¡este es el semen de un hombre de verdad!!». Ya estábamos a unas cuadras de su casa, se limpió la cara y antes de bajar le dio un beso a Juan Carlos y le dijo «gracias por todo amor, ahí dejas a esta puta en Plaza del Sol a ver si alguien se la coge, no creo, pero ahí déjala ja ja» y salió riéndose... Eso realmente no me gustó mucho, pero me dejó excitada... al otro día me dejó este mensaje en Facebook y con copia en WhatsApp:

«Mi contradicción fue tanta que no sé qué decir, no sé cómo llamarte, ¿por qué me hiciste esto? De toda esta mierda sólo agradezco que me hayas abierto los ojos, si lo llegué a pensar por tu forma de vestir en ocasiones, pero sigo sin entender, oye jamás engañes a nadie más, lo que hice ayer fue por el alcohol y por seguir el juego que al final de cuentas pasé una buena noche pero adiós para siempre y no digas nada, no escribas nada, jamás te aparezcas por mi casa, ni tu ni nadie de tus amistades, si las cosas hubieran sido diferentes hasta amigas pudimos haber sido, pero tú no llegas ni a eso, eres decepcionante Alberto, o Mónica? Como sea, no te deseo mal, sólo no hagas daño a nadie ah y tus cosas las dejé en casa de tu prima, no diré a nadie de lo que ha sucedido, aunque creo rotundamente que quizás es lo que más quieres. ¿Eres sorprendente y sabes? Me quedaré con la duda de ver cómo te ves vestida, debes verte bien. Hasta nunca y gracias por lo poco bueno que vivimos juntos. Marica.»

 

Esto fue todo amigos, no sé... me quedé sin ella, la arriesgué y aquí está mi resultado... sólo. Desde entonces he pensado en qué hacer, pero me he seguido vistiendo y me encanta y me encantó esa noche y me encantaría poder volver a sentir eso.

Espero les haya gustado todo esto, obvio tengo otras historias ciertas porque yo mis fantasías las cumplo, hago lo posible por cumplirlas, ya vieron que si ¿verdad? ja ja hasta pronto... atentamente: Mónica Riche.

(7,76)

Online porn video at mobile phone


relatos eroticos con viejosrelatos eroticos de mexicorelatos eroticos prohibidoscuento relatosreatos eroticosnarraciones eroticasrelatos eroticos vacacionesporno hondurenorelatos eroticos nudismomaduras sexrelaros eroticosrelatos porno gayrelatos ersexo con senorasrelatos eroticos gratisinxestorelatos eroticosincestos nuevosrelatos eroticos lesbicosrelatos eroticos lesbicosrelatos eroticos zoocasadas mexicanas infielesrelatos eroticos en el metrorelatos eroticos de insestorelatos eroticos primosrelatos eroticos nene gaysexo con maduras caserosenoras maduras dfrelatos gay hotrelatos eroticos de casadasmaduras porhistorias eroticas con maduroscuentorelatos pornorelatos porno gay gratisrelatos eroticos contados por mujeresamor filial 18relatos eroticos lactanciarelatos de sexo filialrelatos con maduraslecturas pornohistorias candentesrelatos eroticos de sexo gayrevistas mexicanas xxxrelatos eroticos cuentorelatosrelatosheroticosrelatos erpticoshistorias erotismos cortas pdfxvideos relatos eroticosxvideos relatos eroticosrelatos eroticos madurainfidelidad relatosrelatos eroticos en videorelatos eroticos mi primera vezrelatos eroticos con mi madrerelatos eroticos bisexualesrelatos eroticos no consentidorelatos eroticos en espanolcuentos relatos eroticoscuentos eroticos gaymujeres maduras sexorelatos eroticos para adultosrelatos erotrelatos eroticos padre hijahistorias xxx en espanolrelatos eroticos de incestocuentorelatosrelatos eroticos 2018sexo gratis.relatos eroticos de tetascuentorelatos.comtodo relatos filial